Bachilleres se alistan para ingresar a la “U” con una formación deficiente

Bachilleres se alistan para ingresar a la “U” con una formación deficiente

En estos dos años de educación a distancia por la Covid-19, maestros, padres de familia y especialistas advierten que la formación educativa de los bachilleres se agravó. El Gobierno apuesta por la plataforma y cartillas.
En Cochabamba, 38.200 estudiantes culminarán el bachillerato esta gestión en el área de educación regular y alternativa.
Calidad y modalidades
En 2020, al menos 158.950 estudiantes salieron bachilleres en el departamento, pese a sólo cursar dos meses de manera presencial y cuatro de forma irregular por la Covid-19.
“Ha sido un atentado a la educación y todos han sido perjudicados, porque no se ha llegado a culminar con los contenidos programados”, lamentó la dirigente de la Federación de Maestros Urbanos de Cochabamba, Norma Barrón.
Sin embargo, dijo que desde hace años se cuestiona la calidad educativa y, “con la educación virtual, se ha agravado, sobre todo en los bachilleres”.
Por la pandemia, el Gobierno optó por aplicar tres modalidades de educación: presencial, semipresencial y a distancia, según el índice de riesgo.
En más del 50 por ciento de las unidades educativas se optó por la virtualidad. Esta situación ha profundizado las inequidades del sistema educativo por la falta de acceso, de oportunidades tanto en el área rural como urbana, observó Greby Rioja, catedrático y doctor en Ciencias de la Educación.
“También los maestros han sido sorprendidos y no han sabido reaccionar rápidamente a lo que se ha dado en el contexto”, acotó.
Mónica, una estudiante de secundaria, contó que con la pandemia empezó a combinar el estudio con el trabajo, pero se volvió algo dificultoso. “No se toma toda la atención, prefiero regresar al colegio y no estar en virtuales”, manifestó.
José, otro estudiante, dijo que aún existen dificultades en temas de conexión o avance de contenidos, por lo que debe recurrir a tutoriales o libros para complementar su educación. Este año, “estamos viendo de llegar con la formación adecuada a nuestros bachilleres”, sostuvo Villa.
Por su parte, el director de Comunicación de la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia, Rolando Alejo, señaló que “no se puede comparar una educación a distancia, virtual, con una educación presencial”.
La modalidad a distancia “es un poco limitante porque no hay esa interacción que tiene que haber en el tema educativo”, pero, por el momento, los maestros continúan actualizándose porque no hay condiciones para el retorno a clases presenciales, acotó.
Ingreso a la “U”
Antes de la crisis sanitaria, el delegado Episcopal de la Comunidad Educativa de la Iglesia Local, Pablo Vargas, dijo que los estudiantes ya experimentaban dificultades en el ingreso a la universidad “por la falta de unificación de los contenidos entre el sistema educativo regular y los institutos de educación superior”, y ahora la situación es más complicada.
Ernesto Suárez, representante de los padres de familia de colegios particulares, contó que la clausura de la gestión escolar en 2020 provocó que muchos estudiantes no logren ingresar, incluso hasta ahora, a la universidad. Y, este año, confían en una mejor formación.
“La pandemia ha empeorado la situación en los niveles de educación. Si llegaban a la universidad con limitaciones, hoy llegan con muchas mas y eso es evidente; están aprobado, pero si se hace una evaluación de los aprendizajes, vamos a tener tristes resultados”, indicó Rioja.
René Polo, presidente de la Asociación Nacional de Universidades Privadas (Anup), dijo que optaron por brindar cursos más amplios de nivelación para bachilleres. Las universidades públicas también realizan propedéuticos, pero “los niveles de exigencia se han reducido en algunas universidades”, añadió Rioja.
“No sé qué generación vamos a tener más adelante de nuestros bachilleres”, manifestó Barrón.
GOBIERNO APUESTA POR PLATAFORMA
El ministro de Educación, Adrián Quelca, anunció que el Gobierno fortalecerá la educación a distancia ajustando la plataforma Educa Bolivia para que llegue a toda la población educativa que forma parte de “una serie de medidas destinadas a garantizar el acceso a la educación para todos los estudiantes”.
Asimismo, señaló que repartirán cartillas para complementar la educación. Sin embargo, los maestros cuestionan ambas alternativas; la primera porque se congestiona y la segunda porque consideran que no cuenta con los contenidos adecuados ni las metodologías correctas.
“SE SUMA LA DESERCIÓN POR LA CRISIS ECONÓMICA“
Juan Pablo Vargas l. Delegado Episcopal de la CEIL
La pandemia puso en evidencia el frágil sistema educativo que tenemos y la penosa realidad de incertidumbre que afrontan los bachilleres. Si, antes de la pandemia de Covid-19, los bachilleres no contaban con las condiciones formativas adecuadas para continuar con sus estudios superiores, más la poca oferta de matrícula de las universidades estatales, ahora se suma la deserción por la crisis económica, y la notable brecha formativa que se produce de los que sí tienen posibilidades y aquellos que no. Ante esta situación, urge la necesidad de que nuestras autoridades gubernamentales multipliquen esfuerzos para inmunizar a toda la población, priorizando el derecho a la salud y a la vez realizar un pacto educativo entre todos los actores para afrontar la crisis educativa, respondiendo al derecho fundamental a recibir una educación gratuita e igualitaria.

FUENTE: Los Tiempos
https://www.lostiempos.com/actualidad/pais/20210705/bachilleres-se-alistan-ingresar-ucon-formacion-deficiente