Deterioro: transferencia de 38 escuelas UPRE al municipio está en el limbo

Deterioro: transferencia de 38 escuelas UPRE al municipio está en el limbo

En el municipio de La Paz, 38 infraestructuras educativas, construidas por el Programa Bolivia cambia Evo cumple de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE) están en el limbo, sin mantenimiento desde hace casi una década y con un deterioró que se agrava cada día. El traspaso a la Alcaldía no se hizo efectivo por mal acabado de obras o por falta de actas de recepción.

“Tenemos preocupación por las unidades educativas de la UPRE, son 38 que están siendo inspeccionadas para ver el estado en el que están, hay problemas desde el diseño de la construcción. Ponerlas en condiciones supone un presupuesto elevado”, explicó el director edil interino de educación, Ever Carazas.

El origen del problema

De acuerdo al Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), solo en 33 de los 38 contratos se invirtió un total de 206,2 millones de bolivianos. Los procesos de los otros cinco proyectos no se  encontraron en la plataforma.

Los contratos de construcción son suscritos por la UPRE y la empresa constructora. Los padres de familia, y en muchos casos el Ministerio de Educación, figuran como solicitantes y firman las actas de recepción provisional o definitiva como supervisores. El municipio no es tomado en cuenta en ningún momento.

De acuerdo a la norma, las alcaldías son las encargadas del mantenimiento de las infraestructuras educativas. Las escuelas UPRE, construidas por el Gobierno central, una vez terminadas deben ser transferidas a titulo gratuito al municipio, para que éste asuma su sustento.

Sin ese paso administrativo la comuna no puede hacer ningún tipo de intervención porque estaría infringiendo la ley. De hacerlo podría generar conflictos, sobre todo en casos en los que haya observaciones a la construcción, ya que la empresa podría argumentar que un tercero tocó la obra o deslindar responsabilidad sobre algún desperfecto.

Ese paso es el que no se concretó y por el que 38 construcciones se encuentran en el limbo, ya que la UPRE no tiene tuición, pero la comuna no tiene la custodia. Las razones son varias: desde que hubo malos acabados y no podía aceptarse la estructura, hasta la falta de las actas de recepción. Pero no son las únicas.

“El problema lleva años por un tema político entre el Gobierno central y el municipal. La comuna argumenta que hay una mala construcción, que el material es malo, etc.”, manifestó el representante de los padres y madres de familia del Macrodistrito Centro, Daniel Caballero.

En julio de 2021, la UPRE y la nueva gestión edil abrieron una mesa de trabajo. Se comprometieron a hacer una inspección, pero la estatal anticipó que no tenía dinero para la refacción.

“El Gobierno quiere que nos hagamos cargo, pero no responden sobre las condiciones de infraestructura”, dijo el secretario municipal de infraestructura pública, Boris Bacarreza.

Caballero sostiene que el problema  es quién se hará cargo de las refacciones para luego concretar el traspaso de cero.

Un deterioro que avanza

El bloque UPRE del colegio Hugo Dávila es la más antigua de estas infraestructuras. Fue entregada por Evo Morales que subió al multifuncional emplazado en el ultimo piso del bloque. Apenas pasaron unas semanas cuando el parquet de ese espacio deportivo empezó a levantarse y los baños fallaron. Entonces los padres denunciaron que la entrega se hizo con puertas sin chapas, cables sueltos en las paredes, etc.

El agua escurre en todo el piso y el lavamanos se desprendió.

Hoy, todo el bloque está lleno de rajaduras, nunca se solucionó el tema de las chapas ni de los baños y pese a que los padres asumen los gastos y tratan de poner parches, sin tocar la obra para ver si pueden reclamar a la constructora, las condiciones empeoran.

El cableado causa inseguridad
en las aulas de los niños

“Los problemas son desde el diseño. Cerca del Hugo Dávila, está el colegio Dora Smith. Se decidió concentrar los baños en el bloque UPRE. Están en la planta baja pero no tiene agua porque no hay conexión. Con la Unidad de Mantenimiento hemos improvisado lavamanos portátiles, pero no soluciona el tema del uso del sanitario”, explicó Caballero.

El colegio Holanda presenta rajaduras en gradas y puertas.

En la Unidad Educativa Holanda el panorama es el mismo. Aparecen rajaduras y los techos empiezan a presentar filtraciones. El problema es que la obra fue entregada con estos problemas.

 

Infraestructuras “mal entregadas”
  • Periférica • En la Unidad Educativa República de Francia el bloque de aulas y un tinglado  UPRE se entregaron en 2015 y tuvo un costo de 4.922.116,62 bolivianos. El tinglado tenía filtraciones y el agua se entraba por una de las puertas laterales. En menos de un año las gradas se remojaron al igual que el piso. Los baños se deterioraron y oxidaron, lo mismo que la tubería. Las chapas se rompieron.
  • Observaciones • En septiembre de 2016 la Unidad Educativa Copacabana inauguró su bloque UPRE. Las puertas estaban hinchadas, el acabado era muy malo y las primeras lluvias advirtieron que había decenas de filtraciones. Pese a ello los padres firmaron el acta de recepción conforme. La UPRE optó por conminar a la empresa a que corrija los desperfectos, pero algunos problemas persisten.

FUENTE: PÁGINA SIETE

https://www.paginasiete.bo/sociedad/2022/1/17/deterioro-transferencia-de-38-escuelas-upre-al-municipio-esta-en-el-limbo-320921.html