Baja la afluencia, pero las clases impulsan la vacunación en los escolares

Baja la afluencia, pero las clases impulsan la vacunación en los escolares

Pese a que el certificado de vacunación ya no es una exigencia, con el inicio de las actividades escolares cobró fuerza la vacunación de menores de edad. La afluencia de niños a los puntos de vacunación aumentó ante la posibilidad del retorno a clases semipresenciales desde de marzo y también porque algunos establecimientos educativos están exigiendo la vacuna como requisito para el registro.

“Los menores de edad, entre 5 y 17 años, son los más que están viviendo a hacerse vacunar”, manifestó la doctora Kenia Leaños, encargada de posvacunación del centro Prosalud Foianini.
Este punto recibe a diario entre 350 a 380 personas que solicitan la dosis y, de estas, un 50% son menores. Del otro 50%, un 30% son mayores de 18 años que solicitan la primera dosis.
En general la demanda de dosis disminuyó desde que se amplió la exigencia del certificado de vacunación (se llegó a vacunar hasta 510 personas al día), pero en los últimos días se ha visto mayor afluencia de niños y adolescentes.

En la jornada de ayer, las sillas de los toldos donde se aguarda el turno para recibir la dosis estaban copadas por madres de familia con sus niños. Entre ellas se encontraba Jiovana Torrico que llevó a sus tres hijos, una niña de 13 años y dos niños de 11 y 9 años, a hacerlos vacunar. “Nos están pidiendo en el colegio para la inscripción”, manifestó esta mamá.
Cinthia Alpire venció al virus que la atacó con fiebre y malestares, pero asegura que le dio leve y tomó toda la medicación al pie de la letra. “Gracias a Dios me recuperé muy bien”, sostiene.

Ella era una de las personas que no estaba convencida de la protección con la dosis, pero ahora cree que es necesario recibirla, por eso también llevó a su hija de siete años.
“La he traído por salud, es bueno que se vacunen, porque se protegen. Yo era una de las personas cerradas contra la vacuna, por eso recién me hice vacunar hace una semana”, dijo.
María Elba es otra de las mamás que llevó a su hijo de ocho años para que reciba la primera dosis contra el Covid-19. “Por responsabilidad he traído a vacunar a mi hijo. Considero que es un absurdo que se haya anulado el certificado de vacunación, se tendría que mantener la exigencia, porque todos debemos tener la vacuna”, indicó.

Por otro lado, aunque se suspendió la exigencia del certificado de vacunación por tiempo indefinido, muchas de las personas que ayer acudieron al Prosalud Foianini, hicieron plastificar su carnet al salir del punto de vacunación. Afuera habían puestos móviles donde se ofrecía ese servicio a Bs 10.
Según los papás, en algunos colegios, como el Félix Bascopé, si bien el carnet de vacunación no es un requisito para el registro, al momento de la inscripción les recomiendan que hagan vacunar a sus hijos ante la posibilidad del retorno a las aulas en los próximos meses. Muchos ya llegan con el certificado de inmunización a realizar el registro.

Los reportes del Servicio Departamental de Salud (Sedes) dan cuenta que los menores de edad de 5 a 17 años engrosan la cifra diaria de vacunados, con más del 60%.
Carnet de vacunación
Por otro lado, el Gobierno nacional terminó cediendo ante las protestas de grupos antivacunas. El carnet o la prueba PCR negativa no serán más un requisito en 12 actividades y su presentación quedó suspendida hasta que finalice la emergencia sanitaria por Covid-19, vigente desde el 29 de diciembre de 2021.
La decisión fue comunicada por el ministro de Salud, Jeyson Auza, argumentando que la finalidad es “preservar la seguridad de la población frente a grupos que no aceptan vacunarse”, y que protestan en algunas ciudades del país
.
Sin embargo, tras conocer la medida los gobernadores de Chuquisaca y La Paz, Damián Condori y Santos Quispe, respectivamente, dijeron que mantendrán vigente la exigencia de portar el carnet de vacunación para ingresar a lugares establecidos en las resoluciones de los COED.
Jorge Larrea, presidente del Colegio Médico de Bolivia, lamentó la suspensión de la exigencia del documento, y cree que el ministro Auza cedió simplemente “por conservar el cargo”.
Cuestionó las “improvisaciones” del ministro y sostuvo que las normas emitidas no salieron en un tiempo adecuado, tomando en cuenta los embates del Covid-19 en la ciudadanía. Agregó que hay que tener conciencia respecto a la vacunación debido a las mutaciones del virus.

José Luis Guzmán, del Colegio Médico Departamental, califica de mala decisión la suspensión, porque cuando se anunció la exigencia, los puntos se llenaron, pero ahora nuevamente comenzaron a vaciarse.

Recomienda a la población que sigan acudiendo a buscar la dosis contra el Covid-19, pero también que mantenga el uso del barbijo y que evite las aglomeraciones, aunque haya recibido la vacuna, porque puede volver a contagiarse con el virus. Santa Cruz continúa abriendo puntos de vacunación.

FUENTE: EL DEBER

https://eldeber.com.bo/edicion-impresa/baja-la-afluencia-pero-las-clases-impulsan-la-vacunacion-en-los-escolares_264214