Andrés Moreno: “El negocio de la educación digital se duplicó por la pandemia”

Andrés Moreno: “El negocio de la educación digital se duplicó por la pandemia”

Detrás del perfil de Andrés Moreno se guardan más de 16 años de experiencias en los que levantó un núcleo continental de formación virtual a través de empresas como Open English y Next U. Solo con la primera de estas ostenta más de 500.000 estudiantes que se han matriculado hasta la fecha y la empresa ha captado más de $us 120 millones de capital de inversión para financiar su expansión.

 _¿Cómo cambió la dinámica de Open English con la llegada del covid-19? ¿Cuáles serían las principales ‘consecuencias’ de la nueva normalidad?
La pandemia ha tenido todo tipo de consecuencias. Una de las positivas es que ha acelerado la curva de adopción de servicios digitales y al hacer esto está poniendo muchos servicios de alta calidad en las manos de muchísima gente y eso impacta en cómo pedimos comida, cómo hacemos mercado y cómo aprendemos.

En el caso de Open English se duplicó la demanda por nuestros cursos. Venía creciendo muy rápido porque ya eso estaba pasando, ya había una migración de métodos más tradicionales a métodos digitales. La pandemia forzó a quien no había probado o estaba escéptico, por una razón u otra, y ahora lo probó. Estamos viendo buena retención de esos estudiantes que se dan cuenta de que pueden estudiar, tener un profesor desde casa y ver contenido cuando quieran.

Muchos de estos servicios digitales, incluido el nuestro, son más económicos que los tradicionales, así que también representan un ahorro y le dan la oportunidad a más gente de poder acceder a educación de alta calidad.

29373.png ¿Qué nuevas oportunidades se han detectado para expandir el modelo de la corporación en el último año? ¿han surgido nuevos segmentos para apuntalar la visión de Open English?

Algunas cosas que han sido interesantes es que el caso de uso corporativo se ha expandido y muchas compañías prepandemia preferían invertir sus presupuestos educativos en temas físicos. Por ejemplo, tenías que enseñar inglés y traías a un profesor a dar clases a la oficina o pagabas el curso para que los empleados fueran a una escuela offline (presencial).

Ahora, mucha parte del personal trabaja de manera definitiva o con parte de su tiempo desde casa, todos hemos llegado a la realidad de que se deben digitalizar los presupuestos de educación corporativa y, por ende, eso ha acelerado la adopción. Ya son más de 2.000 compañías las que usan Open English para que sus empleados aprendan inglés.

Lo mismo con el caso de niños, con nuestro programa ‘Junior’. La demanda de padres, que tienen a sus hijos en casa, apunta a que quieren que estén productivos y eso ha sido muy fuerte.

(Casi 500.000 estudiantes se han matriculado en Open English a la fecha, y la empresa ha captado más de $us 120 millones de capital de inversión para financiar su expansión).

_¿Qué necesidades se detectan y qué sectores tocan las puertas de Open Education?
Los tipos de clientes con los que trabajamos son muy diversos. Casi todas las industrias tienen alguna necesidad de aprendizaje de inglés o también de aprendizaje de nuevas habilidades digitales; tenemos una escuela que se llama Next U con más de 35 certificaciones digitales.

Las compañías están buscando que sus empleados puedan tomar este tipo de cursos para que crezcan digitalmente. Esas habilidades, al igual que el inglés, tienen alta demanda y las empresas buscando mecanismos escalables, económicos y de calidad que puedan servir a sus empleados.

_Es una expansión positiva, ¿qué expectativas tienen del mercado de Sudamérica?
Sí, el negocio se duplicó debido al impacto de la pandemia y hemos trabajado muy duro para satisfacer la demanda de lo que hemos visto a escala regional. Nuestra compañía trabaja en 20 mercados diferentes en las Américas, desde el mercado hispano en EEUU hasta Brasil, Colombia, Argentina, México o Bolivia. Cubrimos todos los territorios de la región.

Durante la pandemia lanzamos en nuevos mercados con servicios en España, Portugal y Turquía y nos seguimos expandiendo donde hay las mismas dinámicas con ofertas tradicionales, pero que no están pudiendo brindar el servicio al costo que lo requieren y con las facilidades para los estudiantes.

_Así como se dio una evolución de Open English, también se ha visto una evolución de Andrés Morano como emprendedor, ¿qué es lo que más resalta de este recorrido?
Está lo que hago con Open Education que es el holding company de Open English, Next U, Open English Junior y Open English para empresas. Además, tengo una incubadora de compañías en las que invierto y construyo empresas digitales; una de ellas es Escala, de automatización de marketing y ventas que es para las pymes de la región que la comenzamos mucho antes de la pandemia, pero ahora, en especial empresas pequeñas o medianas que no estaban pensando en vender online o en digitalizar sus iniciativas de venta y mercado, lo están pensando y ha venido a llenar un vacío que hay en la región.

Hay otra empresa que se llama Longevo, donde creamos un aplicativo de fitness, nutrición y antienvejecimiento. Todos en la pandemia vimos la importancia de estar saludables y lo que eso significa y no siempre vamos a tener un gimnasio al lado, especialmente con las restricciones. Ahora necesitamos mantenernos saludables desde casa. Esta empresa va a salir al mercado muy pronto.

Esas son el tipo de iniciativas y si tuviese que tener un hilo conductor que te resaltaría sería la superación personal y empresarial; llegar más lejos, ya sea enseñando inglés, habilidades digitales, perdiendo peso con Longevo o mejorando el rendimiento de los negocios con Escala, todo llega a lo mismo: a mejorarse. Por eso, también estoy contento de apoyar a Tigo con esta iniciativa (Educatigo), donde de manera masiva y a costo muy bajo poder educar o mejorar la vida de muchas personas.

_Hay cosas que van más allá de la educación, ¿cómo está conectado eso con el propósito de Andrés Moreno como emprendedor?
El propósito es tomar categorías en las que se puede cambiar la vida de las personas y tener un impacto muy significativo haciendo accesibles oportunidades que antes no lo eran. Antes, se tenía que pagar miles de dólares para un curso y ahora hay calidad y con costos más bajos. Eso es un ejemplo de cómo ser un disruptor positivo en un mercado que lo necesitaba.

Con Escala, por ejemplo, muchos emprendedores y dueños de pymes, para ellos es tan intimidante vender online y se requiere una serie de conocimientos que no tienen. Entonces, tenemos un software muy sencillo para optimizar eso sin necesitar tantos conocimientos. La tecnología nos permite escalar herramientas de impacto a muchas personas, eso es lo que me emociona y mi propósito como emprendedor.

_¿Qué desafíos observa respecto a la evolución de la formación virtual y qué barreras se deben romper en América del Sur?
El principal reto es que todo el mundo quiere hacer educación digital y no todos tienen las plataformas y la experiencia para hacerlo. Es como si todos de repente se pusieran a ‘diseñar aviones’, que está muy bueno porque tenemos que llegar de un lugar a otro, pero, si se llegan a caer los aviones, mucha gente va a tener malas experiencias y no va a querer volar en avión.

Queremos estar seguros de apoyar las iniciativas correctas y que se están haciendo bien y donde las personas van a tener una bonita y positiva experiencia de aprendizaje porque pueden haber muchas otras que no lo son y esperemos que eso no dañe.

_¿Qué planes hay a futuro por parte de la corporación Open Education? ¿Bolivia está en los planes de la expansión offline?
Hemos lanzado en Bolivia todos nuestros productos más importantes con Open English y Next U, todas están disponibles somos muy activos en el mercadeo. Los espacios físicos es una iniciativa que hemos pausado porque, por el tema de la pandemia, lanzar un negocio físico se hizo más complicado y hemos puesto más énfasis en el negocio digital.

Iniciativas como Escala o Longevo se van a lanzar en Bolivia en 2022, así que espero que muchos emprendedores y dueños de pymes puedan acceder y esperemos que mucha gente pueda ponerse en forma con Longevo. Vamos a estar para apoyar a Bolivia y en ese marco me gustaría visitarlos y estar para acompañarlos.

FUENTE: EL DEBER

https://eldeber.com.bo/economia/andres-moreno-el-negocio-de-la-educacion-digital-se-duplico-por-la-pandemia_246831